domingo, 26 de enero de 2014

CÓMO VIVIR LA FE EN LA VIDA ORDINARIA

Después de la Natividad del Señor, el Consejo Local de Hermandades y Cofradía reanudó el curso de Formación Cristiana, llevado a cabo en el salón parroquial de la Iglesia de San Paulino.

El pasado viernes día 17 de enero a las 21:15 h., tuvo lugar la tercera ponencia bajo el título “Cómo vivir la Fe en la vida ordinaria”, realizada por el Rvdo. Padre D. Fructuoso Antolín Camacho, párroco de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, de Zahara de los Atunes.

Alrededor de 50 cofrades de las distintas Juntas de Gobierno de nuestra Hermandades y Cofradías asistieron a la cita con el reverendo.

D. Fructuoso, centró su exposición en ocho puntos a desarrollar: “De dónde partimos”, “¿Para qué sirve creer en Dios?”, “Eso de creer y de la Fe”, “Fe religiosa”, “Creer en tiempo de increencia”, “La Fe es un don de Dios y una tarea humana”, “¿Qué sería necesario hoy para vivir la Fe?”, y “Miqueas 6,8”; “Lo que Yahveh Dios de ti reclama: tan sólo practicar la equidad, amar la ternura, y caminar humildemente con tu Dios”.

Para todas esas cuestiones que planteaba se llegó a la conclusión de que no partimos de cero, que todos partimos de una base, creada gracias a la historia, a la familia, amigos,... Todo sirve para algo, y el creer en Dios también. 

El ponente comentaba que todo el mundo tiene Fe en algo, fe en Dios, Fe en un médico. El ser humano no puede vivir sin Fe, pero no ha de ser Fe religiosa. Dios es gratuito, no cuesta dinero, pero no es superfluo, es decir, no por el hecho de ser gratuito es intrascendente.

      Hay tres dimensiones de la Fe, “Credere Deum”, “ Credere Deo” y “Credere in Deum”, cada una aplicable a una forma de creer, dependiendo de si se tiene Fe dando por hecho que es verdad que Dios existe y creemos en sus verdades,  si el mismo Dios te lo ha revelado, o si se ha tenido una experiencia personal con Dios.

      El Padre Antolín nos explicaba la complejidad de creer en tiempo de increencia, donde la Residencia Cultural de las personas tienden mucho a influenciar, donde todo lo queremos demostrar, aunque tampoco es bueno el no pensar y preguntar dándolo todo por bueno.

Para finalizar la ponencia nos planteaba lo que necesitamos para tener Fe y ser humano, tres dimensiones de una vida de Fe, d´﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽rar, aunque tampoco es tres dimensiones de una vida de Fe, Competitividad, es lo queremos demostrar, aunque tampoco es Justicia, Ternura y Humildad.


Al término de la ponencia, el presidente del Consejo Local de HH. y CC.,  D. Francisco Alba Moreno, dio las gracias al sacerdote,  haciéndole entrega de un obsequio-regalo, un estuche de pluma estilográfica, en agradecimiento por su asistencia y colaboración en este curso de formación cristiana, destinado a las Juntas de Gobiernos de las distintas Hermandades y Cofradías de nuestra localidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada