lunes, 9 de mayo de 2011

F E L I D A D E S B A R B A T E


El 8 de mayo de 2011 será siempre recordado por los cofrades barbateños que han tenido la suerte de vivir este histórico día que amaneció con una luz cegadora que presagiaba que Barbate estaba de fiesta. A las 15:00 horas, con una abarrotada Plaza de la Inmaculada, cruzaba el dintel de San Paulino la refulgente  cruz de guía de Medinaceli seguida de la Virgen Milagrosa acompañada por la directiva de su Asociación. Le seguía Gracia y Esperanza de verde como su nombre con nuevo manto y tras ella una irreconocible Virgen de la Paz que miraba al cielo vestida de azul y plata conformando sobre el paso de “La Burrita” una exquisita estampa mariana.  Tras  los sones de la banda “Pedro Álvarez Hidalgo “ de Puerto Real, la siempre elegante Trinidad vio la luz del sol con el trasfondo de los sones de “Trinitarios en Mequinez”, también la Virgen de los Dolores, se presentó a Barbate con su marcha “Madre del Ardero” completando el cortejo que precedía a la Bienaventurada Virgen del Monte Carmelo.
La comitiva avanzaba por la avenida de la mar mientras desde el barrio de San José, la bandera de la Fátima anunciaba que el sentir cofrade de este barrio es fortísimo, bajando Pío XII se incorporaron en la avenida tras la cruz de guía los miembros de la Junta de Gobierno de Fátima y no cabía un alma en la calle, no se podía contener la emoción, no cesaban las palmas, no dejaron de oírse vítores. Llegaba a su cita con la Patrona el barrio de San José, y al paso de la Señora de la Salud, tocada esta de mantilla, el gozo se intensificó recibiendo de igual manera a la encargada de cerrar la comitiva Josefina, la Soledad con corona de canasto dorada clamaba que Barbate estaba en la calle, que Barbate es Mariano.

La multitud esperaba ya en el Puerto de La Albufera la Magna procesión que se detuvo en torno al altar que presidía la Estrella de los Mares a la que tanto aludía su Excelentísimo y Reverendísimo Señor Obispo en una emocionante homilía. Estaba conseguido, Barbate, que con profunda pasión reza desde la antigüedad a la Virgen del Escapulario, recibía emocionado a su nueva Patrona Principal, la Santísima Virgen del Carmen, que recibió en el acto el título de Alcaldesa Perpetua de esta villa de la mano del Alcalde Don Rafael Quirós que entregó a la Patrona su bastón para que guiase como hasta ahora los destinos de los barbateños y barbateñas.
Al caer la tarde, el sueño iba concluyendo, impregnadas de olor a sal, bañadas de mar y arena, volvían a su templo la gloriosa Virgen de Fátima, la señorial Virgen de la Salud y la excelsa Virgen de la Soledad, que llegaron a su templo poco antes de la media noche.
En San Paulino entraba el largo cortejo mientras se descubría una losa que dejara para siempre constancia de algo que nunca se olvidará. El 8 de mayo de 2011, Barbate recibió oficialmente como Patrona a la Virgen del Carmen, Barbate rebosó sentimiento cofrade por su bahía y la mar tuvo la suerte de rozar 9 mantos consagrados a la Santa Madre de Dios, a nuestra Madre, nuestra Patrona. FELICIDADES BARBATE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada