jueves, 4 de junio de 2015

SOLEMNIDAD DE LA SANTISIMA TRINIDAD Y XIX PREGON DE EXALTACIÓN


Venerable, Devota y Fervorosa Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado (Vulgo de Medinaceli) y María Santísima de la Trinidad
         Tras la celebración de la Festividad de Pentecostés iniciamos un nuevo tiempo litúrgico, el Tiempo Ordinario, que comienza con la Solemnidad del Misterio de la Santísima Trinidad, ocasión que nuestra Corporación Nazarena aprovecha para rendir Culto a nuestra Titular Dolorosa bajo la advocación  de la Santísima Trinidad. 

         La celebración eucarística tuvo lugar el pasado sábado 30 de mayo a las 20:00h desde nuestra Sede Canónica la Parroquia de San Paulino, y estuvo oficiada por nuestro Director Espiritual el Rvdo. Padre Don José María Quintana Raigadas, y amenizada bajo los cantos del Coro Parroquial de San Paulino.

         Durante la homilía, el Padre José María intento explicar de una forma muy sencilla la grandeza del Misterio Trinitario y la relación con la Virgen María, “Padre, Hijo y Espíritu Santo, un Dios Trino”, “María Hija de Dios Padre, María Madre de Dios Hijo, María Esposa de Dios Espíritu Santo”.

         Tras el Solemne Culto se procedió al XIX pregón de Exaltación dedicado a nuestra amada Titular, María Santísima de la Trinidad. Esta vez pronunciado por la Hermana Mayor de la Lasaliana Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Jesucristo Rey en su Entrada Triunfal en Jerusalén, Santo Crucifijo de la Salud, Nuestra Señora de la Estrella y San Juan Bautista de la Salle de Chiclana de la Fra. Dña. Ángela Inmaculada Parra Sánchez.

         La pregonera quiso comenzar la exaltación agradeciendo tanto a su presentador, como a la Junta de Gobierno, la confianza depositada en ella, donde no dudó en aceptar el compromiso realizado por nuestra Hermandad en ofrecerle esta bonita, a la vez de complicada, labor.

         Inma realizó una estructura perfecta de su exaltación a nuestra Madre, primero no dudó en explicar el complicado Misterio Trinitario, compartiendo con todos los asistente una explicación recibida de pequeña, donde le explicaban con un ejemplo muy sencillo como El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo son en realidad uno solo, nos contaba que “El Padre era como la mecha de una vela, El Hijo la cera derretida de la vela y El Espíritu Santo la llama de la vela”.
          
         La segunda parte de la Exaltación, la pregonera quiso hablarnos de María, de la María Madre, finalizando describiendo momentos vividos junto a nuestra Señora en momentos muy concretos e íntimos de nuestra salida procesional.

         Cabe destacar que fue un pregón muy aplaudido, donde todos los asistentes coincidieron a su finalización en la ternura de las palabras que Inma había utilizado para exaltar a nuestra Señora.

         Una vez terminada la XIX Exaltación se procedió al Besamanos de la Santísima Virgen de la Trinidad.

         Durante el domingo 31 de Mayo la Señora estuvo expuesta en solemne besamanos para todos los hermanos, hermanas y feligreses.










Edita: Junta de Gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada