miércoles, 2 de noviembre de 2016

Un año más, el Clasicismo mas puro sumerge  los sagrados muros de nuestra parroquia, la iglesia de San Paulino amanece con nuestra amada Titular, María Santísima de la Trinidad, vestida de luto para principiar así el mes de noviembre, mes en el que recordamos de forma especial a todos nuestros hermanos difuntos. Este atavío se mantendrá hasta el mes de diciembre en que vestirá los colores blanco y azul alusivos a la Fiestas de la Inmaculada Concepción y del Nacimiento de nuestro Señor Jesucristo.

         Nuestro Señor también viste túnica morada penitencial acorde con este tiempo.

         Conmemoramos a los fieles difuntos y oramos para que sus almas se encuentren ante la luz de Cristo, Nuestro Señor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada