jueves, 19 de junio de 2014

SOLEMNIDAD DE LA SANTISIMA TRINIDAD Y DECLARACIÓN DE AMOR A NUESTRA SEÑORA EN EL XVIII PREGON DE EXALTACIÓN


Venerable, Devota y Fervorosa Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado (Vulgo de Medinaceli) y María Santísima de la Trinidad
         Como cada año, tras la celebración de pentecostés iniciamos el Tiempo Ordinario celebrando la Festividad del Misterio de la Santísima Trinidad. Celebración que realizamos con un Culto en Honor y Gracia a nuestra Titular Dolorosa.

         La Solemne Eucaristía tuvo lugar el pasado sábado 14 de Junio a las 20:00 en la Parroquia de San Paulino y fue oficiada por el Rvdo. Padre Don José María Quintana Raigadas, párroco de San Paulino y Director Espiritual de la Hermandad.

         Durante la homilía, el sacerdote, intentó explicar algo tan complejo como es el Misterio de la Santísima Trinidad, “Padre, Hijo y Espíritu Santo, un Dios Trino”, y la relación de la Virgen María con ese Misterio Trinitario, “María, Hija de Dios Padre, María Madre de Dios Hijo, María Esposa de Dios Espíritu Santo”.

         La Ceremonia finalizó con el rezo de la oración a nuestro Señor de Medinaceli y a nuestra Señora de la Trinidad, junto con un canto a nuestros Titulares por parte del Coro Parroquial de San Paulino, al cual, una vez más, aprovechamos para agradecer su estrecha colaboración con nuestra Corporación Nazarena.

         Tras el Solemne Culto se procedió al XVIII pregón de Exaltación dedicado a nuestra amada Titular, María Santísima de la Trinidad. Esta vez pronunciado por nuestro Hermano y anterior Capataz de nuestro Señor, el Chiclanero, Don Antonio Castilla Morales.

         Castilla, comenzó su bella Exaltación realizándole una pregunta a nuestra Madre y Señora “¿y que te digo yo a ti Trinidad, que no te hayan dicho ya?, si a ti ya te han dicho de todo”. Quiso profundizar en la vida de María, haciendo un seguimiento por el recorrido realizado junto a su Hijo Jesús.

         Antonio, declaró sus sentimiento hacia la Santísima Trinidad, descubriendo así la espina clavada en su corazón al no haber podido cargar a la Señora ni tenerla bajo sus ordenes como capataz en ninguna ocasión tras su larga trayectoria cofrade dentro del mundo de la carga, espina que con este pregón de Exaltación a podido aliviar.

         No quiso olvidar a dos personas, por una parte a su madre, quien tras una larga enfermedad, nos contaba Antonio que el  pasado Jueves Santo visitó y entregó varios claveles que había portado nuestra Señora de la Trinidad en su salida procesional del Miércoles Santo      , hecho que la hizo sonreír e incluso embellecer, él, sin saberlo, le realizó una de las ultimas fotos a su madre, y a buen seguro guardará en un sitio privilegiado. Por otro lado tuvo el detalle de recordar todo lo realizado por las manos de nuestra Hermana desaparecida Juana Hernández, quien no solo confeccionó varias túnicas para nuestro Señor sino que se desvivió por nuestra Señora ataviándola y confeccionándole varias sayas y mantos, recuerdo de Antonio que desde el seno de nuestra Junta de Gobierno nos unimos y elevamos una oración a quien ya disfruta de la presencia del Señor de Barbate y de su Madre María Santísima de la Trinidad en el Reino de los Cielos.

         Una vez terminada la XVIII Exaltación se procedió al Besamanos de la Santísima Virgen de la Trinidad que para la ocasión se encontraba engalanada en un bello Altar de Culto y poseía en su mano derecha un Relicario que portaba un extracto del Velo de la Santísima Virgen María y un fragmento de un hueso de San Francisco de Asís, con la lacra del sello Papal y su certificado de autenticidad, donado por dos hermanos de nuestra Corporación.

         Como viene siendo habitual en estos últimos años a las 21:30 h. se comenzó la XI Convivencia “Cautivo – Ardero”, en el salón parroquial de la Iglesia de San Paulino, momento de  encuentro entre las dos Hermandades (Medinaceli y Nazareno) y demás cofrades de nuestra localidad.

         Durante el domingo 15 de Junio la Señora estuvo expuesta en besamanos para todos los hermanos, hermanas y feligreses.

Altar de Culto de nuestra Señora María Santísima de la Trinidad

Nuestro Secretario presentando al Pregonero
El Pregonero al comienzo de la Exaltación
Don Antonio Castilla desarrollando su Exaltación a la Señora de la Trinidad

Felicitación de nuestro Hermano Mayor al Pregonero D. Antonio Castilla
Nuestro Secretario y nuestro Hermano Mayor entregando un recuerdo al pregonero de nuestra Señora
El Pregonero besando la mano de la Virgen de la Trinidad 
Primer plano de la Santísima Virgen de la Trinidad
Momento del Solemne Besamanos a nuestra Señora

El Pregonero con la Santísima Virgen de la Trinidad
Detalle de la Rosa que porta en su mano nuestra Señora depositada en el trono
Relicario con extracto del Velo de la Virgen María y hueso de San Francisco de Asis


                                                                   Edita: La Junta de Gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada